jueves, 11 de febrero de 2010

Sobre la persona que mejor (y menos) conozco


Soy una persona sin tiempo, un ser sin medida.
No tengo reloj, utilizo un despertador para no levantarme a la hora de dormir.
Me rijo por cuentas aproximadas, no atiendo ni al metro ni al mililitro.
Lo mío es el poco, mucho, bastante.
Tiendo a utilizar expresiones métricas informales, como
una mijilla, un huevo, tela o un puñao.

Y lo vivo.