jueves, 28 de enero de 2010

Caer hacia arriba...

A veces me gustaría padecer de insomnio. Ya dormiré cuando muera.
Descansar. Y no saber de qué.
A veces hay tanto que perder, que solo puedes ganar.
A veces demasiado no es suficiente.

La solución está siempre en seguir hacia delante.
Y caer hacia arriba.